The Information Systems and Computer Applications examination covers material that is usually taught in an introductory college-level business information systems course.

Archive for November, 2010

Predicciones Symantec 2010. ¿Se cumplieron?

Casi todas las compañías del sector de la seguridad desvelan a principios/finales de año cuáles van a ser las tendencias que detectan como trend-topic en el año siguiente. En 2009 ofrecimos un listado resumen de las más importantes.

El gigante de la seguridad Symantec, a finales de 2009, analizando el entorno de seguridad del momento y las tendencias a seguir, se pronunció ante cuáles serían las mayores amenazas para 2010.

Ahora y casi con el 2010 finalizado, veamos cuánto han acertado los expertos de Symantec.

Vamos allá con el análisis de las predicciones:

  • Un antivirus no es suficiente: Son tantos los diferentes frentes por lo que las amenazas nos acechan que, realmente, con tener antivirus y ya está, efectivamente no es suficiente: Cortafuegos, antispam, antimalware, antifugas de información y por supuesto antivirus, deberían ser parte de una completa suite de seguridad a disposición de diferentes sistemas operativos. Mi duda es si realmente esta predicción está pasada ya de fecha, puesto que ya hace años “con un antivirus (y ya está) no es suficiente“.
  • Ingeniería social como el vector de ataque principal: La ingeniería social, además de existir desde la época de los fenicios, ha sido una de las mejores formas de acceso a datos protegidos: aprovechar la tontería/ingenuidad humana. Kevin Mitnick es un muy buen ejemplo del poder de la ingeniería social. Los sistemas  de información, cada vez tienen mejores mecanismos de protección, aunque a diario aparecen nuevas vulnerabilidades. Sin embargo, la que no hay manera de parchear son las brechas de seguridad que supone un humano sin la conveniente suspicacia o viveza para sospechar ante un posible engaño.
  • Los fabricantes de software de seguridad fraudulento multiplican sus esfuerzos: Tanto en SbD como en otros blogs como Spamloco con mayor frecuencia incluso, se publican este tipo de noticias, en las que un supuesto programa para incrementar la seguridad o mejorar el rendimiento de un PC tiene como objetivo comprometerlo. Lo que se suele llamar antivirus “rogue”. Entre otras formas de expansión, cuando un usuario básico escucha que necesita un antivirus, lo primero que busca en Google es: “antivirus gratis” y gracias a prácticas de Bad SEO, este tipo de productos milagrosos (aunque maliciosos) aparecen muy bien posicionados, posibilitando justo lo contrario que el usuario desea conseguir.
  • Aplicaciones de otros fabricantes para redes sociales serán el objetivo del fraude: Las redes sociales han tenido su boom en estos últimos dos años, donde Facebook y Twitter, muchas veces también por sus deficiencias en seguridad, han sido protagonistas de Telediarios y portadas de ediciones físicas y digitales. Hoy en día, que hasta mi madre tiene perfil Facebook, es de esperar que no todas las famosas aplicaciones de terceros, a las que permitimos acceder a nuestro perfil completo para poder jugar a los granjeros virtuales, poder saber qué personaje de Lost somos, y demás cosas super interesantes, tengan buenas intenciones. Ya vaticinamos en SbD sobre las posibilidades del malware 2.0 en 2008 y en 2009 sobre aplicaciones maliciosas para Facebook
  • Windows 7 será el objetivo de los agresores: Sin duda, esta versión de Windows ha supuesto una sensible mejoría después del fraude que fue Windows Vista, demostrando además que Microsoft se ha propuesto invertir en que sus sistemas operativos sean cada vez más seguros. Lógicamente, habiendo batido récords de aceptación entre sus usuarios, partiendo de la cantidad de base instalada, es de esperar que Windows 7 sea objetivo de atacantes. Sin embargo, supongo que dado a las mejoras de seguridad incorporadas, no se ha oido hablar de cataratas de vulnerabilidades semanales, como ocurría en versiones anteriores de Windows. Aun así, siempre se descubre algún “detallito” que permite un buffer overflow saltándose UAC.
  • Aumentan las redes bot fast-flux: La utilización de la arquitectura fast-flux frente a las antiguas botnets que utilizaban la plataforma IRC como base de comunicación con los masters, no han arrancado como los oráculos de Symantec habían predicho para este año. Sin embargo, aún es posible que las grandes posibilidades para dificultar el tracking de equipos comprometidos y servidores de phising finales.
  • El servicio de acortadores de URL se ha convertido en el mejor amigo de los phisers: A mediados de 2009, ya avisábamos desde SbD sobre los peligros intrínsecos de los acortadores de URL. Gracias a la incapacidad inicial de conocer el destino de una URL acortada, los distribuidores de malware, páginas con contenido peligroso e incluso utilizado en técnicas APT, esta funcionalidad se utiliza ya de forma masiva. Según Symantec, un 18% de los correos clasificados como Spam en Abril, llevaba algún enlace formado por una URL acortada.
  • Aumentará el malware para dispositivos móviles y ordenadores Mac: Gracias a que se nos ha concienciado de la tendencia a tener acceso a Internet desde cualquier parte, y que nuestro teléfono móvil sea capaz de hacer de todo, incluso llamadas de teléfono y SMS, y por supuesto debido a la fuerte expansión del mundo Apple, los esfuerzos de ataque se empiezan a diversificar también hacia este tipo de dispositivos/arquitecturas. Hace poco comentábamos que Apple se estaba poniendo al día en seguridad. Se acabó aquello de: “Uso Mac OS X porque es más seguro que Windows”. En parte, sí que lo era porque nadie se fijaba en él como objetivo de ataque, dado el bajo porcentaje de equipos, comparados con la aplastante mayoría de Windows. Sin embargo, ahora, se empiezan a portar malware para todas las plataformas y hay que anticiparse a que Apple parchee sus fallos. La gente en algunos pueblos dejan las puertas abiertas en sus casas todo el día. ¿Están seguros? Sí porque nadie tiene intención en el pueblo de entrar a robar a la casa de un vecino. El problema está en que ahora ese pueblo es de interés turístico y empieza a recibir demasiadas visitas de forasteros. En mi opinión, el malware para Mac y para dispositivos móviles (ya sean de Apple o no) se incrementará a mucha más velocidad que a la que estamos acostumbrados hasta ahora.
  • Aumentará el porcentaje de spam: Los porcentajes de correo no deseado suben y suben hasta el punto de que varios mecanismos diferentes antispam en las empresas y particulares, son imprescindibles. Tanto por campañas de publicidad agresivas como por botnets utilizadas únicamente para eso, unido a ingeniería social y phising, llevan a un mismo punto: Fraude. La tendencia al alza está clara, lástima no tener acciones de ese tipo de empresas!
  • Malware especializado: Casos sonados de este tipo de ataques los llevamos oyendo desde el hackeo memorable a Google en China. Varias empresas cayeron mediante malware diseñado exclusivamente para ellos, como Intel, Symantec o Northrop Grumman. Si el objetivo es suficientemente suculento (en este caso, no es dinero de forma directa, sino información, que después se convierte en dinero), está demostrado que se desarrolla todo el malware a medida que sea necesario.
  • Spam de mensajería instantánea: Esto tampoco es una novedad de 2010. A mediados de 2009, ya hablamos en SbD del incremento del Spim, o Spam over Instant Message. La gente sigue utilizando los servicios del tipo “quién ha mirado tu perfil en Facebook”, o “quién no te tiene admitido en MSN”, poniendo sus credenciales en cualquier web que luego no sabemos lo que hacen con ellas. Bueno pues gracias a eso, es viable el enviar Spam con tu propia cuenta a todos tus contactos. La única solución ante esto es fomentar la paranoia y la conciencia social: “Tus credenciales de MSN sólo las puedes usar en la web y en el cliente MSN“.
  • El spam en idiomas distintos al inglés aumentará: La verdad es que mayoritariamente se recibe spam en inglés. Casi todo relacionado con la venta de relojes caros,  pastillas azules,  alargamientos de apéndices del cuerpo, bases de datos de correos existentes, ofertas de empleo irrechazables, el timo del nigeriano, etc,… Sin embargo, y en menor proporción, se ven correos en un “intento de español arapahoe” que se ve a la legua que está traducido usando un traductor online o por un ruso que veraneó en Salou una semana, porque la ucraniana de la foto que acompaña el correo y que, curiosamente, se ha fijado únicamente en mí y me lo dice por correo, para mí que se lo dice a todos eh?

Scr.im: oculta tu dirección de correo tras una prueba de seguridad

Scr.im: oculta tu dirección de correo tras una prueba de seguridad
Estoy seguro de que muchos de los que nos leéis tenéis mucho cuidado en no dejar en cualquier parte vuestra dirección de correo. Sin embargo, puede ocurrir que debamos ponerla en un sitio a la vista de todo el mundo (bots de spammers) o, peor, que por algún fallo se expone un mensaje privado que contiene nuestra direccíón.

Para curarnos en salud en previsión de estos casos (que pueden darse) podemos usar Scr.im, un servicio que nos da una URL corta para proteger nuestra dirección de correo. Cuando compartamos dicha URL, quien haga clic deberá pasar un test de seguridad para poder ver la dirección. Además, podemos personalizar la URL para que resulte un poco más amigable.

Aunque lo mejor es tener cuidado de que no ponemos nuestra dirección en sitios donde todos puedan verla, este servicio puede servirnos para casos en los que, por una u otra razón, no haya más remedio que hacerlo. O simplemente si queremos difundir nuestra dirección con libertad pero poniéndola a resguardo de spammers.

Por cierto, el servicio ha sido creado por Ozh, un desarrollador conocido en la comunidad de WordPress y que ha realizado unos cuantos plugins con bastantes descargas. Lo digo como referencia.

Vía | The Next Web

Enlace | Scr.im

 


Manifiesto por una Red Neutral

red neutral Manifiesto por una Red Neutral

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:

  1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
  3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
  4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
  5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
  6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
  7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
  8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
  9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
  10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
  11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

Si te sientes representado por este manifiesto te pedimos encarecidamente que lo copies y lo publiques en tu blog o que lo menciones en tu cuenta de Twitter o en Facebook usando el hashtag #redneutral. ¡Muchas gracias!

Manifiesto por una Red Neutral escrita en Bitelia el 30 November, 2010 por earcos
Enviar a Twitter | Compartir en Facebook


Los del FBI no son tan discretos:)

La discreción es fundamental en algunos trabajos.

Claro, que a veces es mejor dejar las cosas bien claras por si alguien tiene la tentación de meter las narices en un asunto que no le concierne. Nos cabe la duda de si la captura de pantalla que han conseguido nuestros compañeros de Gizmodo USA se corresponde con un funcionario del Gobierno un poco torpe que no se molesta en rebautizar la red WiFi de su furgoneta de vigilancia o si por el contrario es un cachondo con ganas de asustar a los posibles hackers inalámbricos. ¿Deseas saber más?

 

Acude inevitablemente al recuerdo de toda persona del mundo civilizado que lleve los últimos 20 años viendo ocasionalmente la tele (y por tanto atiborrándose a repeticiones de episodios de “Los Simpson”) aquel discreto sistema de vigilancia de la Oficina Federal de Investigación, consistente en sustituir una furgoneta blanca con el acrónimo correspondiente por otra furgoneta blanca de una empresa de floristería, concretamente Flowers By Irene, con las iniciales bien marcadas.

La cosa no parece haber evolucionado mucho a tenor de lo que aparece en la captura realizada por un anónimo informante en busca de redes WiFi en su entorno. De ser cierto se confirmarían todas las sospechas que apuntan a que el inspector jefe Wiggum finalmente logró convertirse en agente federal. ─Antonio Rentero [Gizmodo USA]


Inspección Profunda de Paquetes, el futuro de la publicidad

Paquetes

En Internet las cosas se transforman muy rápidamente: las herramientas de comunicación, las interfaces, la propia concepción de la web… Cómo no, la publicidad también se transforma y llegan nuevas técnicas. Una de ellas se llama IPP (Inspección Profunda de Paquetes) y por el nombre podéis adivinar que no es nada bueno.

La IPP consiste en analizar toda la información que enviamos y recibimos en nuestros ordenadores para obtener un perfil de la persona y mostrar publicidad. Así, la publicidad sería mucho más concreta y podría incluso revolucionar el mundo de la publicidad online, haciéndolo infinitamente más rentable.

Dos empresas son las que se encargan de poner en funcionamiento este mecanismo, Kindsight y Phorm. Con ellas están haciendo pruebas varios operadores de red, entre los que se incluye Telefónica, que está haciendo unos tests en Brasil con el consentimiento de los usuarios.

La mayor ventaja de la IPP es, como he dicho arriba, que los anuncios son más concretos y por tanto la publicidad es más cara. Sin embargo, los problemas que se plantean son varios.

El primero, la privacidad. Con las cookies, los anunciantes obtienen bastante información sobre nosotros y nuestros hábitos, pero al menos se pueden bloquear. Sin embargo, la IPP sería prácticamente infranqueable a no ser que usemos conexiones SSL, algo que no todos los sitios tienen disponible.

Es decir, que si los ISP implementan IPP en sus servidores, nuestras comunicaciones quedan a merced de los anunciantes. Aunque ahora mismo las compañías que ofrecen este servicio, Phorm y Kindsight, piden el consentimiento al usuario y no analizan ni transmiten información sensible, si aparecen empresas con menos ética la situación sería bastante grave.

Además, esto abre la puerta a un segundo problema: la seguridad. La implementación del IPP significa dar una vía para analizar los paquetes, y si alguien con malas intenciones consigue colarse en los servidores de los ISP, tendría a su disposición todo el tráfico de los usuarios. Catástrofe segura.

Personalmente, la IPP me da mala espina. Por mucha seguridad y consentimientos, la pérdida de privacidad e incluso de seguridad es clara. Por suerte, no parece ni que los ISP vayan a colocarlo de forma obligatoria ni que los organismos reguladores les vayan a dejar.

La única ventaja que le veo es que los usuarios podrían obtener beneficios a cambio de aceptar el IPP. Yo creo que no aceptaría tener a ningún sistema monitorizando mi actividad. ¿Y vosotros?

Vía | El País
Más información | The Wall Street Journal


Bend Desk: un escritorio hecho de displays

The Media Computing Group, un grupo de desarrollo alemán, anunció lo que presentarán el próximo viernes en la feria Tag der Informatik 2010. Se trata del Bend Desk, un escritorio conformado a partir de un gran display contínuo que toma un ángulo de 90 grados dando la apariencia de una mesa.

El Bend Desk está construido en base a dos proyectores, tres cámaras y cientos de sensores IR que pueden detectar y seguir hasta 10 puntos de movimiento sobre el display.

Lo que resulta es bastante impresionante. Es un escritorio-pantalla sobre el que puedes trabajar con toda seguridad (puedes ponerle cosas encima, como libros o cuadernos, etc.). La interacción entre el display vertical y el horizontal es muy interesante, puedes arrastrar fotos de uno a otro sin problemas ni ningún tipo de lag, usando la curva del medio como un espacio donde almacenarlas, o también puedes jugar usando los dos displays juntos.

No hay precio ni fecha de salida al mercado aunque puede que el viernes se hable de eso. Por mientras les dejamos un video con el Bend Desk en función.

 

Click aqui para ver el video.

Link: Bend Desk (The Media Computing Group)


The 10 sins editorial

Sobre el autor

Arcadi Espada

Arcadi Espada Columnista de El Mundo y profesor de Periodismo en la Universidad Pompeu Fabra. El tema de este blog es su oficio y, más concretamente, el periódico donde escribe
1. Mediation. A publisher makes money by mediating between author and reader. Basically, the publishers selected, edited, produced, distributed and promoted. 30 or 40 years ago it was impossible for a writer to bypass the publishers. Even selling like Garcia Marquez and Ken Follett would have achieved alone. But today, the Internet allows publishers ignore. It is not easy, requires hours of dedication and a small or medium investment. But the possibility exists. It’s about time that a new Michael Crichton is set to desktop publishing, pointing the way to other writers. In fact, a featherweight as Joe Konrath has been able to sell 100,000 copies for Amazon Kindle self-published books.

2. DRM. The DRM, an acronym in English of the system digital rights management, intended to stop or hinder piracy. Who buys a DRM protected ebook is not buying a book, but a license that prevents lend, copy or give it away. But there is no DRM invulnerable to 100%. Why? By definition. In practice, the DRM discriminating consumers of digital books with respect to those of paper books. Not to mention the cumbersome process of configuring and antediluvian. Compared with the “pay and enjoy” iTunes, the DRM is a toll, at least, annoying.

3. Blindness. J.K. Rowling, author of the saga of Harry Potter books, banned for years his books were edited in digital format, which allowed him to become the most pirated author of the moment. Continued to gain millions from sales of his books, right. But I could have won many more. Just months ago, and given the error, Rowling changed her mind. Another example. How quickly translate Spanish publishing a novel of 300 pages? A month? Two? Later that afternoon, at least an amateur translator somewhere in the world, will make it faster (although in most cases worse) and hang up the translation on the Internet before it releases the official translation. Again, J.K. Rowling knows first hand the problem. The translation and subtitling underground comics, television series and films by fans known in the world of comics as a fansub (short for “subtitled by fans). And the fansub is already publishing a real parallel to the official, often in the hands of kids as young as 14 or 15 years. Do I need to remember that viruses peripheral industries such as publishing comics, traditionally more dynamic and efficient, it takes very little getting to the core industries and become a pandemic?

4. Libranda. In Libranda, digital platform made in Spain that met at the time of its launch digital supply of 16 publishing groups, 90 seals and 22 stores, said much has been practically no good. That their assessments were exaggerated, that does not sell books but redirects to shop website editorial touch (which requires to search twice), that prices are only between 20 and 30 % lower than the paper editions, that the ebooks for sale are only the original scanned files
paper, without any added value, that its usability is, at least, lumpy, etcetera, etcetera, etcetera, etcetera, etcetera. But worst of all is that Libranda was the major initiative of the Spanish publishing industry. If this is all what the industry gives him, definitely is …

5. Internet has not been understood. It has been said many times that it seems almost ridiculous to repeat one more. Internet is not a format, is a paradigm shift. Silver: the publishing business of the 60 and 70, one in which formed the present heads of major Spanish publishing houses, is in a coma. More precisely, the business model going to experience a decline similar to that experienced by the record over the past ten years. Proof of this is the confusion (deliberate) between digital-version-of-a-book-of-paper and digital book itself. The first is the equivalent of a scan of the original book, in ePub format and black and white. No more. Its logical price, taking into account the costs, should be around 20 or 30% of the paper book. That is, the digital-version-of-a-book-of-paper mimics the paper and offers his own (limited) possibilities. An e-book “real” is very different. It is a totally new concept which includes images, sounds, videos and blogs, which facilitates the interaction between author and reader and between communities of readers, which allows the mute and updated book while reading, or hostel like alternative endings to consumer for the same story … Depending on their complexity, the price of a digital book could be even much higher than a paper book. In Sports Illustrated have understood perfectly the difference between the digital version of a paper magazine and a magazine. They are two completely different products.

6. Conservatism. Try it: Take a look at a book edited any of your library in the 70’s. Now do the same with a book published in 2010. How do they differ? Nothing. The publishing industry continues to rely on a product that was already as it is today in a time when there were no personal computers, internet, design courses
graphics, mobile and editing programs. The suspicion is widespread: the Spanish publishing industry does not intend to exploit the opportunities offered by new technologies,
but only delay the debacle as possible boycotting their own business. For now, publishers have begun to receive massive returns of its securities. So far in 2010, the book industry has lost 400 million euros through illegal downloads. The slump in sales during the last three months around 34% in some cases. Even the market
paperback is bucking the tide. Does the blame? Of the crisis and, of course, piracy. But piracy is not a disease but a symptom. “Until now, the market had behaved
flat, “said an official of Santillana in the pages of El País few days ago. What was really saying was “we have not changed because we were confident that
everything would go well. ” Add a culprit: you can not sell the same product to a generation raised by this that a maid with this. Publishers can not expect to survive only thanks to its pre-technology clients. The paper book publishing is a junk mortgage with which one can only speculate on the downside.

7. Corporatism. The libraries will die because they are concentrating all their efforts to “resist” rather than “adapt.” That the publishers intend to make key booksellers of the new digital publishing business borders on cruelty. The traditional bookstore sales have fallen 16% over the last three months. But as they say in the blog error 500, the publishing industry is betting that all sigaigual: “same agency same range, same form of distribution. As if people were to buy MP3 discs in the record store. ” Or as they say in books in the cloud: “The Bookseller [lost] because they mislead into believing that their prescriptive role in the new digital paradigm is equivalent to its part in the paradigm Gutenberg (…) The book and its future [also lose] because it allowed the written word become part of the information flows of the network society. ” The publishing industry would do well to forget about the olfactory paraphilic say the reading experience goes through the smell of paper, or those who confuse it with the conversation with the bookseller. Better focus on new generations of readers who live their entertainment via mobile and computer, and logging is reported to blogs or social networks. The alternative to this is …

8. Massive loss of potential customers. The paper soon die. Probably, like vinyl, reduce its market share to be stagnating into irrelevance, turned into a zombie meat tree. Future readers are in the halls of comics and manga, as for years they were in the stands selling comics Bruguera. In Japan, for example, works for years a distinctive editorial format, the keitai shosetsu, usually themed short stories written by teen authors who fail the thirties, edited direct mobile phone and they are divided into very short chapters that can be purchased separately. Brochures 21 century, in a nutshell. Are read on the subway between stations, and base their success on so-called cliffhangers. Ie the “continue” for a lifetime. After reading the first chapter is almost impossible to resist the temptation to buy the second with a single click. And the third, and fourth, and fifth, to end up buying the entire novel. The result? Year after year, the keitai shosetsu appear regularly on lists of best sellers in Japan. Mobile format books earned him the Japanese book sector 310 million euros in 2009. In Spain, still waiting. Perhaps what happens, only, is …

9. Lack imagination. The publishing industry has an advantage over the record: he has had time to analyze the disastrous mistakes made by the latter. The record was met with Napster and the P2P and believed it was enough to throw their lawyers against piracy. It was logical, there was no precedent, everyone would have done the same. But lawyers
not adapt your product to new technological and social paradigms. Why not try the publishing industry to adapt or copy the formats of business you are demonstrating their viability in the music business? iTunes, again, it would be obvious. But there are other alternatives: the concept applied by Spotify tag, flat rates to be downloaded each month all the titles of a publisher (which is especially interesting to readers of comics), the “total free” in exchange for advertising revenue , the aforementioned digital serial or keitai shosetsu, educational books or interactive tutorials … And no, small publishers can not do it alone, they need large open digital market, that clearing the road. Otherwise, we will have dozens of small entrepreneurs with good ideas die slowly due to poor visibility and custom of the public at large, while the great behemoths of the issue languish in the graveyard of elephants and despise their own customers, those who are considering a captive market.

10. Not wanting to get it. You try to edit a digital book either. A book that includes audio, video, photos, links, etc.. Nothing particularly avant-garde or technically complex. It can not find anyone in Spain capable of carrying out the project. Graphic designers are responsible for graphic design. Developers are responsible for the interactive part of the book. But nobody will take care of two things at once. The cost is doubled by having to hire two professionals for the job of one (besides coordination problems). Most likely, it is also the developer end by adding background music and a couple of videos to the model designed by graphic designer who worked there thinking “on paper” when the logic would have raised the book from the very beginning “digitally.” Where are the designers to digital formats, those professionals who dominate both graphic design and programming, which have editorial discretion and / or journalism and are able to maximize the potential of the iPad or mobile? That really is a profession with a future. And no, a
web designer is not even remotely the same.

Los 10 pecados editoriales

1. La mediación. Una editorial gana dinero mediando entre el autor y el lector. Básicamente, las editoriales seleccionan, editan, producen, distribuyen y promocionan. Hace 30 o 40 años era imposible que un escritor puenteara a las editoriales. Ni siquiera superventas como García Márquez o Ken Follett lo habrían logrado por sí solos. Pero hoy en día, internet permite prescindir de las editoriales. No es fácil, requiere horas de dedicación y una pequeña o mediana inversión. Pero la posibilidad existe. Es cuestión de tiempo que un nuevo Michael Crichton se lance a la autoedición, indicándole el camino al resto de escritores. De hecho, un peso pluma como Joe Konrath ha sido capaz de vender en Amazon 100.000 ejemplares para Kindle de sus libros autoeditados.

2. El DRM. El DRM, siglas en inglés del sistema de gestión de derechos digitales, pretende frenar o dificultar la piratería. Quien compra un ebook protegido por DRM no está comprando un libro, sino una licencia de uso que impide prestarlo, copiarlo o regalarlo. Pero no existe un DRM invulnerable al 100%. ¿Por qué? Por definición. En la práctica, el DRM discrimina a los consumidores de libros digitales con respecto a los de libros de papel. Por no hablar de su farragoso y antediluviano proceso de configuración. Comparado con el “pagar y disfrutar” de iTunes, el DRM es un peaje, como mínimo, molesto.

3. La ceguera. J.K. Rowling, la autora de la saga de libros de Harry Potter, prohibió hace años que sus libros se editaran en formato digital, lo que le permitió convertirse en la autora más pirateada del momento. Siguió ganando millones con las ventas de sus libros, cierto. Pero podría haber ganado muchos más. Hace apenas unos meses, y a la vista del error, Rowling cambió de idea. Otro ejemplo. ¿Cuánto tarda una editorial española en traducir una novela de 300 páginas? ¿Un mes? ¿Dos? Tarde lo que tarde, al menos un traductor aficionado, en alguna parte del planeta, lo hará más rápido (aunque en la mayoría de los casos peor) y colgará la traducción en internet antes de que se edite la traducción oficial. De nuevo, J.K. Rowling conoce de primera mano el problema. La traducción y subtitulación clandestina de cómics, series de televisión y películas por parte de aficionados se conoce en el mundo del cómic como fansub (contracción de “subtitulado por aficionados”). Y el fansub es ya una auténtica industria editorial paralela a la oficial, a menudo en manos de chavales de apenas 14 o 15 años. ¿Hace falta recordar que los virus de las industrias editoriales periféricas como la del cómic, tradicionalmente más dinámicas y eficientes, tardan muy poco en contagiarse a las industrias centrales y convertirse en pandemia?

4. Libranda. De Libranda, la plataforma digital made in Spain que reunió en el momento de su lanzamiento la oferta digital de 16 grupos editoriales, 90 sellos y 22 tiendas, se ha dicho mucho y prácticamente nada bueno. Que sus previsiones eran exageradas; que no vende directamente los libros sino que redirecciona a la tienda de la página web de la editorial que toque (lo que obliga a realizar la búsqueda dos veces); que los precios son sólo entre un 20 y un 30% inferiores a los de las ediciones de papel; que los ebooks a la venta son sólo archivos digitalizados del original de
papel, sin ningún valor añadido; que su usabilidad es, como mínimo, grumosa; etcétera, etcétera, etcétera, etcétera y etcétera. Pero lo peor de todo es que Libranda era la gran iniciativa de la industria editorial española. Si esto es todo lo que la industria da de sí, definitivamente es que…

5. No se ha entendido internet. Se ha dicho ya tantas veces que parece hasta ridículo repetirlo una más. Internet no es un formato, es un cambio de paradigma. En plata: el negocio editorial de los años 60 y 70, aquel en el que se formaron los actuales responsables de las principales editoriales españoles, está en coma. Más precisamente: ese modelo de negocio va a vivir una decadencia similar a la vivida por las discográficas durante los últimos diez años. Prueba de ello es la confusión (deliberada) entre la versión-digital-de-un-libro-de-papel y el libro digital en sí. El primero es el equivalente de un escaneo del libro original, en formato ePub y en blanco y negro. Sin más. Su precio lógico, teniendo en cuenta los costes, debería rondar el 20 o el 30% del precio del libro de papel. Es decir, la versión-digital-de-un-libro-de-papel imita el papel y ofrece sus mismas (limitadas) posibilidades. Un libro digital “real” es algo muy diferente. Es un concepto totalmente nuevo que integra imágenes, sonidos, vídeos y enlaces, que facilita la interactividad entre autor y lector o entre comunidades de lectores, que permite que el libro mute y se actualice mientras se lee, o que albergue finales alternativos a gusto del consumidor para una misma historia… Dependiendo de su complejidad, el precio de un libro digital podría ser incluso muy superior al de un libro de papel. En Sports Illustrated han entendido perfectamente la diferencia entre la versión digital de una revista de papel y una revista digital. Son dos productos totalmente diferentes.

6. Conservadurismo. Hagan la prueba: échenle un vistazo a un libro cualquiera de su biblioteca editado en los años 70. Ahora hagan lo mismo con un libro editado en 2010. ¿En qué se diferencian? En nada. El sector del libro sigue confiando en un producto que ya era tal y como es hoy en una época en la que no existían los ordenadores personales, internet, los cursos de diseño
gráfico, los móviles y los programas de edición. La sospecha se ha generalizado: la industria editorial española no pretende aprovechar las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías,
sino tan sólo retrasar la debacle lo máximo posible boicoteando su propio negocio. De momento, las editoriales han empezado ya a recibir devoluciones masivas de sus títulos. En lo que va de 2010, el sector del libro ha perdido 400 millones de euros por las descargas ilegales. El bajón de ventas durante los tres últimos meses ronda el 34% en algunos casos. Ni siquiera el mercado del
libro de bolsillo está resistiendo la ola. ¿La culpa? De la crisis y, claro, la piratería. Pero la piratería no es la enfermedad, sino el síntoma. “Hasta ahora, el mercado se había comportado de forma
plana”, afirmaba un responsable del Grupo Santillana en las páginas de El País hace apenas unos días. Lo que estaba diciendo en realidad era “no hemos cambiado porque confiábamos en que
todo seguiría igual”. Añado un culpable más: no puedes venderle el mismo producto a una generación criada con esto que a una criada con esto. Las editoriales no pueden pretender sobrevivir únicamente gracias a sus clientes pre-tecnológicos. El libro de papel es una hipoteca basura editorial con la que sólo se puede especular a la baja.

7. Corporativismo. Las librerías morirán porque están centrando todos sus esfuerzos en “resistir” más que en “adaptarse”. Que las editoriales pretendan convertir a los libreros en elementos clave del nuevo negocio editorial digital raya en la crueldad. Las ventas de las librerías tradicionales han caído un 16% durante los tres últimos meses. Pero, como dicen en el blog Error 500, la industria editorial apuesta por que todo sigaigual: “Mismos intermediarios, mismos márgenes, misma forma de distribución. Como si la gente fuese a comprarse los discos en MP3 a la tienda de discos”. O como dicen en Libros en la nube: “El librero [pierde] porque lo engañan haciéndole creer que su función prescriptora en el nuevo paradigma digital es equivalente a la que le corresponde en el paradigma Gutenberg (…) El libro y sus futuros [también pierden] porque no se le permite a la palabra escrita formar parte de los flujos de información de la sociedad de redes”. Haría bien la industria editorial en olvidarse de los parafílicos olfativos que dicen que la experiencia lectora pasa por el olor del papel, o de aquellos que la confunden con la tertulia con el librero. Mejor centrarse en las nuevas hornadas de lectores que viven su ocio a través del móvil y el ordenador, y que se informan conectándose a blogs o redes sociales. La alternativa a esto es…

8. Perdida masiva de clientes potenciales. El papel tardará en morir. Probablemente, como el vinilo, reduzca su cuota de mercado hasta quedar estancando en la irrelevancia, convertido en un zombi de carne de árbol. Los lectores del futuro están en los salones del cómic y del manga, como hace años lo estuvieron en los quioscos que vendían los tebeos de Bruguera. En Japón, por ejemplo, funciona desde hace años un formato editorial peculiar, el keitai shosetsu, novelas cortas de temática generalmente adolescente escritas por autores que no superan la treintena, editadas directamente para teléfono móvil y que se dividen en capítulos muy breves que pueden comprarse por separado. Folletines del siglo 21, en resumen. Se leen en el metro, entre estación y estación, y basan todo su éxito en los llamados cliffhangers. Es decir en el “continuará” de toda la vida. Una vez leído el primer capítulo es prácticamente imposible resistir la tentación de comprar el segundo con un simple clic. Y el tercero, y el cuarto, y el quinto, hasta acabar comprando la novela entera. ¿El resultado? Año tras año, los keitai shosetsu aparecen regularmente en las listas de los libros más vendidos en Japón. Los libros en formato móvil le supusieron al sector del libro japonés 310 millones de euros en 2009. En España, seguimos esperando. Quizá lo que ocurre, tan sólo, es que…

9. Falta imaginación. La industria editorial tiene una ventaja sobre la discográfica: ha tenido tiempo de analizar los desastrosos errores cometidos por esta última. Las discográficas se toparon con Napster y el P2P y creyeron que bastaba con lanzar a sus abogados contra la piratería. Era lógico, no había precedentes, todos habrían actuado igual. Pero los abogados
no adaptan tu producto a los nuevos paradigmas tecnológicos y sociales. ¿Por qué no intenta la industria editorial adaptar o copiar aquellos formatos de negocio que están demostrando su viabilidad en el mercado musical? iTunes, de nuevo, sería lo obvio. Pero existen otras alternativas: el concepto de nube aplicado por Spotify; las tarifas planas con las que descargarse mes a mes todos los títulos de una editorial (algo especialmente interesante para los lectores de cómics); el “gratis total” a cambio de ingresos publicitarios; el ya mencionado folletín digital o keitai shosetsu; los libros educativos o tutoriales interactivos… Y no, las editoriales pequeñas no pueden hacerlo solas, necesitan que las grandes abran el mercado digital, que desbrocen el camino. De lo contrario, tendremos a decenas de pequeños emprendedores con buenas ideas que morirán poco a poco por falta de visibilidad y de costumbre del público mayoritario, mientras los grandes mastodontes de la edición languidecen en su cementerio de elefantes y desprecian a sus propios clientes, a los que siguen considerando un mercado cautivo.

10. Ni queriendo lo consigues. Intenten ustedes editar un libro digital cualquiera. Un libro que incluya sonido, vídeo, fotos, enlaces, etcétera. Nada especialmente vanguardista ni técnicamente complejo. Pues bien, no encontrarán a nadie en España capaz de llevar a cabo el proyecto. Los diseñadores gráficos se responsabilizarán del diseño gráfico. Los programadores se responsabilizarán de la parte interactiva del libro. Pero nadie se hará cargo de las dos cosas a la vez. El coste se duplicará al tener que contratar a dos profesionales para realizar el trabajo de uno solo (problemas de coordinación aparte). Lo más probable, además, es que el programador acabe simplemente añadiendo música de fondo y un par de vídeos a la maqueta diseñada por el diseñador gráfico, que habrá trabajado pensando “en papel” cuando lo lógico sería haber planteado el libro desde un buen principio “en digital”. ¿Dónde están los diseñadores para formatos digitales, esos profesionales que dominan tanto el diseño gráfico como la programación, que cuentan con criterio editorial y/o periodístico y que son capaces de aprovechar al máximo las posibilidades que ofrecen el iPad o los móviles? Esa sí es una profesión con futuro. Y no, un
diseñador de páginas web no es, ni de lejos, lo mismo.


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 21,404 other followers