The Information Systems and Computer Applications examination covers material that is usually taught in an introductory college-level business information systems course.

One chip inside brain

Supongamos que este fin de semana fuiste a un restaurante a cenar con tu pareja, y pasaste una velada realmente mágica. En unos años recordarás ese día con cariño y emoción, pero lo más seguro es que no recuerdes los detalles como el color de la mantelería, la distribución de mesas, y otros por el estilo…

¿Qué tal si tomaras una fotografía y la almacenaras en un chip que llevas implantado en la cabeza para consultar tus recuerdos siempre que los necesites?

Lo que suena a película de ciencia ficción, podría ser una realidad en unos veinte años, según la propuesta de la empresa Evernote: Una aplicación de captura de memoria que se implante en el cerebro humano como un chip.

El CEO de Evernote, Phil Libin, previendo que nos costará digerir su idea, confía en que con el tiempo estaremos preparados para asumirla con total naturalidad:

La idea es que en un plazo largo, estamos hablando del futuro tipo ciencia ficción dentro de 20 años, no le importará a nadie. La gente simplemente tendrá un chip en la cabeza o algo así. Simplemente piensas en él y ahí está tu cerebro externo”.

Hoy Evernote es una aplicación que nos permite almacenar datos del día a día, sirviendo como una suerte de agenda u organizador de información, a la que puedes acceder vía Web utilizando cualquier dispositivo con conexión a Internet.

Si bien es cierto que la aplicación tal como está puede resultar útil para administrar las tareas de la vida diaria, dado que cada día manejamos mayor volumen de información y también somos susceptibles a olvidar más cosas, resulta bastante curioso que la empresa se proponga crear un chip para implantarlo, ¡nada más y nada menos que en nuestra cabeza!

Y es que queda claro que la idea de convertir Evernote en una aplicación de captura de memoria, dependerá en gran medida de que sus estrategas logren convencernos de someternos a una intervención quirúrgica para implantarnos el bendito chip en nuestra cabeza y disponer, literalmente, de un segundo cerebro…

Supongamos que viajamos al futuro y efectivamente nos encontramos con la posibilidad que plantea Libin: ¿Te implantarías un chip en el cerebro para guardar tus recuerdos?

Link: Un chip como segundo cerebro (ABC)

Comments are closed.