The Information Systems and Computer Applications examination covers material that is usually taught in an introductory college-level business information systems course.

Señales de alarma

Sabes perfectamente que estás hablando con alguien que no entiende ni pretende entender la red, con alguien que está, como dicen los angloparlantes, “on denial”, si:

  • Presume de entender perfectamente esos temas “porque lleva un dispositivo determinado”.
  • Desprecia abiertamente la participación de los usuarios y todo tipo de contenidos que puedan generar. ”Los comentarios son para los frikis, para gente que tiene muchísimo tiempo libre”. ”La participación es manipulada por intereses ocultos”
  • Se niega a admitir un posible cambio en los elementos críticos del negocio o en las preferencias de los usuarios: su negocio tiene reglas inmutables que son así desde el principio de los tiempos (y que obviamente defiende con fiereza).
  • “Lo que nosotros hacemos no puede ser sustituido, nadie más lo hace”
  • “Lo que nosotros hacemos cuesta mucho dinero”, y hay que pagarlo
  • Ve a una persona que no paga por un servicio como un aprovechado, un gorrón, un pirata  o directamente un enemigo… “esos no son mis clientes, no me pagan”.
  • Habla constantemente de la necesidad de cerrar con barreras de pago negocios de contenido, porque “con la publicidad no llega”, y se niega a plantearse que tal vez pueda haber otras formas de hacer publicidad, o que la publicidad lleve años financiando negocios mucho más grandes que el suyo.
  • Se niega a plantear nuevas estructuras de costes más adecuadas a las circunstancias de la red. Y si otro las plantea, “es malo”, “no tiene calidad”, “no es comparable” o “no respeta la ley”.
  • Afirma que “proteger la propiedad intelectual de manera eficaz es únicamente una cuestión de voluntad política”, emplea analogías falaces entre lo físico y lo virtual, y utiliza con enorme profusión las palabras “robo”, “pirata” o “piratería”.
  • Considera el anonimato “una lacra de Internet” y se niega a responder a alguien que use un seudónimo.
  • Al hablar de redes, servicios o plataformas, afirma siempre que “ya estamos ahí”, como quien colecciona cromos, pero no se refiere nunca a “qué hacen exactamente ahí”.
  • Considera que “lo gratuito invariablemente degrada la percepción de calidad”.
  • Califica a las empresas de Internet como de “auténticas irresponsables” por “no respetar las reglas de juego”.
  • Habla de todos los servicios y plataformas de la red como de “modas pasajeras”.
  • Afirma que es preciso “regular la red”, y que “tal y como está no puede seguir mucho tiempo”.
  • Afirma que “la policía sirve para todo y puede detectarlo todo” , y propone recurrir a ellos o al sistema judicial de manera constante. “¿Que no se pueden poner puertas al campo? ¡Ya verás como sí!”
  • Pide “soluciones, no análisis”, y reacciona de manera desabrida – o directamente con desprecio – cuando le planteas circunstancias comparables o hechos probados.

Seguramente se me escape alguno, y seguramente tú te hayas cruzado con otros similares o planteados de maneras parecidas (añádelos en los comentarios, por favor… siempre es bueno tenerlos presentes como señales de alarma).

Dos o más de los puntos de esta lista citados de manera categórica en una discusión por la misma persona son prueba de una incapacidad patente para entender o aceptar ideas nuevas. En un grupo, pueden desencadenar dinámicas que, aunque no sean asumidas por la totalidad o ni siquiera por una mayoría del grupo, lleven la discusión a descalificaciones incómodas o a situaciones imposibles de resolver. Y en ese caso, las únicas soluciones son o cambiar de tema para evitar frustraciones si las circunstancias lo permiten, o recordar que siempre nos quedará Galileo.

Me recordó muchísimo a aquella viñeta de Jesús Martínez del Vas, JMV.🙂

 

Comments are closed.