The Information Systems and Computer Applications examination covers material that is usually taught in an introductory college-level business information systems course.

Formas de mejorar la seguridad en tu Android

 

Han pasado algunos meses desde el descubrimiento de DroidDream, el primer virus a gran escala para Android. Desde ese entonces, la seguridad en el sistema operativo para móviles de Google se ha transformado en un tema candente, sobre todo para las personas confiadas en teléfonos en los que guardan muchísima información tanto personal como laboral. DroidDream puso en jaque las expectativas de seguridad de los usuarios y presionó a Google para que pusiera más atención a lo que estaba pasando dentro de las aplicaciones del Market.

Sin embargo no podemos negar que la seguridad de nuestro teléfono debería ser una prioridad cuando no lo es. A veces nos olvidamos que los smartphones tienen acceso constante a internet, y descargamos cualquier cosa que parezca útil o divertida desde desarrolladores no identificados o autorizados. No solamente estamos en riesgo de descargar malware, sino también de perder información a manos de terceros. Hace algunos días les contábamos sobre aplicaciones que pueden secuestrar nuestra información y devolverla pago mediante.

Por eso, armamos esta lista con algunos consejos que seguramente los nuevos usuarios de Android encontrarán muy útiles. Sé que me hubiera venido de maravillas cuando compré mi Android, porque si hay algo en lo que no pensamos es en que alguien puede acceder de forma remota a nuestro teléfono, donde, creámoslo o no, guardamos información muy importante que no tenemos almacenada en ningún otro lugar.

  • Establecer una contraseña: Como siempre, la forma más efectiva de proteger un dispositivo es mediante una contraseña. Dependiendo del modelo de Android que estemos usando, cambian las opciones para crear una contraseña, pero todas estas opciones están disponibles a través del menú de Configuración en el teléfono. Existen variadas formas además de configurar una forma digital en particular para desbloquear el teléfono, incluso, muy útil por si nos roban el equipo. Una vez que tengamos habilitada la seguridad de la pantalla, podremos avanzar con el resto de las funcionalidades de seguridad.
  • Encriptar las contraseñas: Aunque es mejor no guardar las contraseñas en los teléfonos, a veces se vuelve inevitable. Si tenemos una contraseña maestra para todos nuestros servicios, no la guardemos en el teléfono, es una locura. Pero en caso de que no tengamos opción, una buena manera de protegernos es a través del encriptado de las contraseñas. Además, también se recomienda borrar las contraseñas que hayamos ingresado en el navegador para así poder tener un mayor control de las mismas. Esto se puede realizar a través de las configuraciones de seguridad del navegador de Android.
  • Leer cuidadosamente los pedidos de las aplicaciones: Lo más probable es que tengamos instaladas muchas aplicaciones en nuestro teléfono. La gran mayoría de las personas, por confianza, no lee la lista de informaciones que podrá acceder la aplicación en el momento de descargarse. Esto es fundamental, porque si bien podemos estar descargando una aplicación legítima, en cualquier momento puede verse comprometida y cualquier extraño puede tener acceso a nuestros datos móviles. Es como leer el manual antes de usar un producto electrónico: puede ser aburrido, pero nos ahorrará muchos problemas en el futuro.
  • Revisar los comentarios de la comunidad: El Android Market tiene muchos problemas de seguridad en las aplicaciones, pero también tiene una numerosa comunidad dedicada a probar las mismas y comentar en el sitio sobre cuáles son las mejores y cuáles no valen la pena. También hay nutridos comentarios sobre la seguridad, y si antes de descargar una aplicación no queremos leer la lista de permisos, podemos leer entonces los comentarios sobre la aplicación que hayan dejado otros usuarios que sí la hayan probado. Nos puede ahorrar el mal trago.
  • Instalar una aplicación de seguridad: En el Market existen algunas aplicaciones que sirven para aumentar la seguridad del teléfono. Hay varias, pero recomiendo altamente mi favorita, Droidhunter, porque tiene una dinámica muy similar a los antivirus de escritorio. Lo que hace Droidhunter es funcionar como un antivirus dentro del teléfono, manejando las interrupciones, alertas, detecciones, y servicios online activos. Además, busca exclusivamente amenazas destinadas a Android, por lo que es ideal.
  • Descarga solamente aplicaciones del Market: Existen varios sitios desde donde se pueden descargar aplicaciones para Android. Pero para poder garantizar la seguridad del equipo es mejor que descarguemos siempre del Market. La verdad es que si algo está comprobado, verificado y es legítimo, no hay motivo por el cual no se podría descargar desde Market. Que esté disponible de otras formas nada más levanta sospechas.
  • Cuida tus operaciones en WiFi: el WiFi en Android funciona de la misma manera que funciona en la computadora; no sabemos quién está teniendo acceso a los datos que estamos intercambiando con la red. Por eso es fundamental tener un antivirus instalado, pero además es recomendable que no accedamos a sitios que requieran información como contraseñas o datos personales, como puede ser servicios de home banking.
  • Haz un backup de tu información: Hacer un backup en Android es simple, y nunca está de más tener la información almacenada en un lugar alternativo. Con que esto se realice con una frecuencia de dos semanas a un mes está más que bien, para no tener que preocuparnos de forma diaria acerca de esto. Si llegamos a perder el teléfono, ser víctimas de un robo o encontrar nuestra información personal comprometida, tener un backup es la solución. Es algo muy simple de hacer gracias a las facilidades de Android, así que no hay excusas para no tener un backup del teléfono en nuestro ordenador.

Comments are closed.